miércoles, 22 de enero de 2014

Día 1- Un nuevo día, un nuevo curso

08:40

Supongo que ahora mismo no es el momento más adecuado para empezar a escribir algo, pero analizando el transcurso de esta clase y lo aburrido que estoy mejor esto que dormirme mientras la profesora sigue despotricando sobre lo vaga que es nuestra generación... Puede que tenga razón, pero joder podría esperarse un par de días para decírnoslo y no el primer día del puto curso.

Ahora que lo pienso, llevo escribiendo mis pensamientos en estas libretas desde que empecé la ESO y aquí me tenéis, repitiendo segundo de bachillerato y como podéis observar los más avispados me importa más bien poco.

Mis amigos pronto se empezaran a preguntar que hago 'tomando apuntes' en medio de la clase, nunca fui el estudiante modelo, pero hasta que lo empiecen a comentar os contare un poco quien soy y donde estoy.

Me llamo Marc Machado y como ya os he dicho llevo escribiendo mi vida en estos cuadernos desde los doce años. La razón de esto se debe a mi madre, es psicóloga y me convenció para que los expresase todo a través de la escritura, según ella me ayudaría a desestresarme y desconectar de todo, aunque desde mi punto de vista eso también lo puede hacer un buen videojuego.

Por otro lado, soy un chico normal con unos gustos normales, nunca fui atlético, de los más populares o un cerebrito, pero, tenía a mis amigos y ellos podían contar conmigo.

Creo que la profesora se ha dado cuenta de que no estoy prestando demasiada atención a su clase, guardare esto antes de que intente revisarlo con esos ojos de maruja...

11:10

Está a punto de acabar el recreo y la verdad creo que no voy a entrar a estas últimas clases, Diego, uno de mis amigos, alto con el pelo castaño y larga que le quedaba a la altura de los ojos acababa de 'pillar' una bolsa de diez euros de hierba, así que por arte de magia se me había abierto una nueva ventana, un plan que parecía mejor que escuchar lo mismo del año pasado una y otra y otra vez hasta el punto de casi parecer narcoleptico.

13:00

Estoy muy colocado, hambriento y el bolígrafo se me queda pegado a los dedos cada dos por tres de la resina que se me había impregnado.

Al final no solo nos saltamos Diego y yo las clases, Samuel y Javier (Al que todos llamamos Vixu) se vinieron con nosotros.

El silencio se había apoderado de nosotros, los momentos de risas habían sido sustituidos por largos suspiros y alguna pequeña alucinación, hasta que tras una bocanada de aire Vixu dijo algo que me ha acabado picando la curiosidad.

-¿Habéis escuchado eso de lo de la 'sal de cocodrilo'?- Dijo Vixu lanzando la pregunta al aire.

Todos dimos la negativa a la pregunta hasta que a Diego se le encendió una extraña bombilla de lucidez que apenas pudimos ver en los momentos previos a aquella conversación.

-¿Es una droga nueva?, creo que esta mañana, al ir a pillar esto  me la ha ofrecido, pero es un huevo de cara...- Replico Diego mientras apuraba las ultimas caladas.

-Pues se ve que lo vale- Respondió rápidamente Vixu.- Esa mierda debe de ser increíble porque la policía anda como loca buscándola, aun no saben de dónde ha salido pero ya está por varias ciudades de España-

Yo nunca había probado nada más fuerte que un cogollo de Jack 47, pero aquella droga hizo que me cuestionara el probarla o no, ¿Tan buena sería?, ¿Que efectos tendría?, para mi fortuna y aunque no lo supiera en ese momento, Samuel se adelanto en mis palabras y me hizo recapacitar unos instantes más.

-Pues no sé, la verdad es que ando bien de pasta ahora mismo igual me hago un viaje hasta la casa de este para probar-

Un rato después, cada mochuelo se fue a su olivo y aprovechando que mi madre no está en casa (como es habitual) me he encendido un cigarro y me he puesto a comer, esta tarde estaré bastante tranquilo, cerveza, tabaco y videojuegos... Un buen primer día de curso.

20:19

Dios... Al final me he quedado dormido entre cerveza y panchitos, acaba de salir un reportaje en la televisión de las 'sales de cocodrilo', se están volviendo bastante famosas, tanto que las cadenas de televisión ya han sacado varias noticias anunciando algunas desmantelaciones por parte de la policía de los laboratorios.

No lo sé, hay algo que no me huele bien con esta droga, no es que sea un yonki o un borracho (aunque después de las ultimas líneas puede que no os lo creáis) pero me gusta experimentar. Me preocupa Samu, espero verlo mañana... solo quiero que esa droga no lo deje destrozado como están diciendo en la tele.
Mi madre ya ha llegado a casa... Tendré que ir a saludarla...

22:06

No sé que es peor si que mi madre y yo no nos hagamos ni puñetero caso o directamente nos esforcemos en hablar de cómo nos ha ido el día, siendo que ella sabe que ni por asomo me habré quedado toda la mañana en el instituto.

Sinceramente, yo la quiero y todo eso... pero, somos muy diferentes.

23:40

Joder... cada vez que intento encontrar algo por la televisión me encuentro con otro reportaje de las sales de cocodrilo... Están muy pesados...


Ahora además de anuncios tendré que aguantar una campaña tras otra de condenación a las drogas... Mejor me iré a la cama, mañana pretendo ir a todas las clases (al menos a las que pueda).

5 comentarios:

  1. Muy interesante la historia :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. .... y los zombies???? donde estan mis zombies????? YO QUIERO MIS ZOMBIES JODERR!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilaaa, los zombis saldrán cuando salgan, pero te garantizo que será más emocionante que nunca.

      Eliminar
  3. Buenas! No sé si me recordarás,pero bueno. Soy el escritor de Diario de un Superviviente Jienense. ¿Por qué has empezado una historia nueva? La de antes estaba bastante bien,aunque admito que la nueva tiene un buen comienzo. Estaré al tanto. Un saludo!

    ResponderEliminar